El blog de Grupo 5

CREER en la intervención social para CREAR grandes logros

junio 12, 2017 − by sara − in Grupo 5 al día − No Comments

Creer para crear, una charla transversal sobre la intervención social. Una manera de creer en los cambios para crear herramientas; y crear herramientas para creer en los cambios.

Un diálogo que, quién nos iba a decir, que iba a empezar hablando de hormigas y abejas, e iba a terminar instalado en el contexto actual, en el desarrollo, en los cambios y, por supuesto, en el futuro. Y este futuro era precisamente la puerta a la esperanza, hacia los cambios. O hacia los logros.

Así es como comenzábamos escuchando a Ana Abad, Terapeuta ocupacional y directora del Centro de Día y Equipo de Apoyo Social Comunitario Latina, quien nos dio la bienvenida. Ella, quien creyó firmemente en un diálogo colectivo pero desde un punto de vista propio que pudiese mezclar la profesionalidad, la situación de cada uno/a y/o la filosofía (de vida).

Y entonces, comenzábamos.

“La hormiga se desarrolló hace 45 millones de años. Nosotros nos separamos del tronco de los simios hace 6 millones de años y como Homo sapiens solo 200.000; es decir, nos hacen falta 44 millones de años para igualarnos a las hormigas. Y pensar esto me lleva a la esperanza” comenzaba Antonio Basanta, Vicepresidente de la Fundación Germán Sánchez Ruipérez.

Casa del lector

Y para seguir hablando de esperanza, y no perder el clima de este ágora, Antonio nos contó el cuento de la mitología Griega de Pandora, sobre cómo a esta le entregan la caja que contiene los males y los bienes y, al picarle la virtud del conocimiento (pues todo aprendizaje empieza por la curiosidad), abre el ánfora destapando todos los males y bienes. Cierra él ánfora y dentro queda la esperanza. “Hay que buscar el lenguaje en el sentido profundo de las cosas. Hay que buscar el sentido optimista ante la realidad que permite analizarla, discriminarla, criticarla y a partir de ahí establecer los mecanismos que la mejoren”, nos descifraba Basanta.

 Comunidad de Madrid

“Para crear hay que equivocarse. Y es terrible la penalización que tiene nuestra cultura del error”, iniciaba entonces Abelardo Rodríguez, psicólogo y coordinador técnico de la Red pública de atención social a personas con enfermedad mental de la Comunidad de Madrid. Y seguíamos hablando de crear. Y de creer, claro. “Todo proyecto a largo plazo supone la variación de actitudes, compromiso, entusiasmo… No se puede construir algo a largo plazo sin estas cualidades e, incluso, sin ingenuidad y confianza, virtudes que tienen una connotación mala pero que son muy importantes. La ingenuidad es creer con sinceridad en construir algo”. ¿La respuesta y el fin de todo proyecto? Pelear, pelear, pelear y pelear. Luchar por una idea.

IFIS-GRUPO5

Proseguía Nuria Varela, periodista que fue Directora del Gabinete del Ministerio de Igualdad y asesora de la Ministra de Igualdad durante la legislatura (2008-2011), y actual directora de la editorial Hotel Papel, pero sobre todo, feminista. Nuria, asturiana, nació en un entorno de lucha social en el que comenzó a comprobar que todos los relatos tenían una parte de mentira. Y es que nadie hablaba de mujeres. Los relatos eran solo de (y para) un 50% de la población. “Yo me creo  lo que veo y de lo que veo, la mitad” corroboraba. “Como feminista creo en la responsabilidad social. Si no eres parte de la solución, eres parte del problema”.

A la izquierda de Nuria estaba sentado Alberto Gamoneda: educador de programa EducaThyssen, un lugar de inserción, arte y educación dentro del Museo Thyssen-Bornemisza.  Alberto cogía entonces un libro, y nos leía algo que decía: “basta con mirar fijamente la cicatriz, sus imperfectas costuras, para que la herida empiece a abrirse y a contar sus historias. Cuida la sal de tus ojos”. Sal sobre la herida, un poema de Piedad Bonnet que servía de inspiración para aquel coloquio. “Si hay algo que funciona, no nos funciona bien a todos” punteó. Entonces nos hizo levantarnos a todos y todas de la silla, cerramos los ojos y nos preguntó: ¿dónde está el norte? Miles de manos  estiraron su dedo índice y brujulearon. Al abrir los ojos todas las manos señalaban a lugares distintos. Un pequeño juego para confirmar su frase; aunque algo funciona no es para todos, o como todos podemos estar en acuerdo y desacuerdo a la vez. Pero se trataba de creer. “Hay muchos planos de lectura: “cuando estás despierto ves con los ojos, cuando estás dormido con la mente” aprender a mirar desde otros puntos de vista es crear realidad”. Terminaba diciendo.

IFIS GRUPO 5

Y debatimos todos y todas sobre la esperanza, sobre el cambio, sobre  la confianza de lograr cambios en las personas para lograr así cambios en la intervención social. Sobre la importancia de reflexionar sobre nuestro entorno, nuestra historia y nosotros mismos y poder compartirlo para que esas visiones puedan coger una misma forma. Sobre la importancia de lograr y crecer. De crear y de creer. De crecer y de destruir para volver a construir. Pues las cosas cambian y sobreviven por las personas.

Creer para crear

“Somos un cambio permanente. La incertidumbre es la vida”, sonaban como el último gong las palabras de Antonio Basanta.

 





Post a Comment

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.     ACEPTAR