Rss

Archives for : Estigma social hacia la enfermedad mental

CRPS

Hace tiempo que mi terapeuta me comentó de la propuesta de poder integrarme en CRPS de delicias. Yo tenía mucho miedo al cambio de irme del centro de día de Arganzuela, al que asisto, a un CRPS pero esta mañana he tenido la experiencia de ir a conocerlo con mi terapeuta y la verdad, me ha gustado mucho tanto el lugar, como el educador qué nos ha atendido Creo que este cambio lo necesito tanto en lo personal y cómo desarrollo de otras experiencias nuevas para mi desarrollo en mi enfermedad

Mi hija Raquel cocinando

Raquel está yendo a clases de cocina y está aprendiendo muchas recetas incluso con los ingredientes que ella tiene innova sus propios platos Estoy contenta de qué Raquel haya salido cómo yo , que también me gusta cocinar , y he hecho 2 años de cocina donde aprendí muchas recetas y técnica de elaboración; pero mis recetas están en el piso que tengo en Terrassa. Y he perdido mucha memoria de ingredientes y elaboración de platos y también aquí donde vivo no hay los ingredientes que yo

Claudio y el estigma

No puedo escribir nada sobre esto sin considerar que mi estigma tiene una base real, es decir que si se me tacha de paciente afectado de causa psíquica es que estoy o he estado enfermo de la mente. El diagnóstico actual dice que tengo una esquizofrenia hebefrénica residual, es decir que tengo una “locurita”. Mi enfermedad es una locura alegre y jovial, incluso juvenil; digamos  que le doy un significado algo singular a las palabras. Digo esto porque no quiero que se me trate de enfermo mental,

La Playa

Voy a contar una historia muy bonita que me pasaba cuando iba de Vacaciones a la playa de Poniente de Motril (Granada). La  historia comienza cuando desde la playa o mi balcón veía el sol poniéndose por la zona de  Almuñécar cada vez se iba poniendo más y más, hasta se terminó de esconder a lo lejos. Otra experiencia muy bonita fue un día que amaneció con niebla y yo me baje a la playa a ver de cerca la niebla. Era una experiencia curiosa porque ibas andando y se veía como si una

La sema santa

Voy a contar como me paso la Semana Santa en mí casa. Cuando era pequeño  e iba al colegio y al  instituto me daban las Vacaciones el viernes   antes del Domingo de Resurrección cuando las mujeres vendían ramos por las calles.  El viernes, cuando empiezan las vacaciones de Semana Santo, los estudiantes se  reúnen en la Plaza Mayor. Hay 3 día de pasión el jueves Santo, el Viernes Santo el sábado de Crucifixión  y el Domingo de resurrección. Hablando de otra cosa típica de

La rutina de Claudio

Todos los días vengo al Centro de Día de Arganzuela, desde un pueblo de la sierra. Para llegar hasta aquí, cojo un autobús, que  me deja en Moncloa, y bajo en metro hasta Pirámides. Una vez en el centro hago actividades, la que más me gusta es Banda Sonora de tu Vida, en la que elegimos canciones, y explicamos porqué nos interesa. A mí me gusta mucho porque la música significa algo importante para mi. Además me gusta mucho la actividad del Blog de Nuestras Palabras, en la que nos

Ercilla

En mi calle se oyen algunos ruidos. Yo créo  que lo que más ruidos que  oigo son las motos, que algunas hacen un ruido espantoso. A lo largo del día cuando estoy en mi casa oigo el inolvidable  murmullo  y clásica habladuría  de las gentes que pasan por mi Calle. De todas formas mi calle Ercilla  es pequeña, sólo pueden pasar coches y camiones pequeños o camionetas. Además por mí calle no pasan autobuses. En una calle están los coches aparcados en batería  y en la acera

Mi historia.

De niño no tenía enfermedad mental declarada, aunque era un niño diferente: fui bastante precoz, me gustaba estar con las personas mayores que yo, era muy despierto: Estudié dibujo, con un manual de dibujo que tenía mi abuela; también aprendí a jugar al ajedrez, que me decían que era algo difícil, pero yo lo aprendí sin dificultad; quedé en el quinto lugar en el ranking de las notas de mi escuela; me gustaban mucho las matemáticas; me gustaba estar mas con mis profesores que con mis compañeros,

Los años 80

Voy a contar como me siento cuando escucho canciones de los ochenta. Siento una mezcla de alegría y angustia.  Alegría porque recuerdo momentos muy alegres de mí adolescencia y juventud.  Y angustia  porque en mi mente  chocan aquellos años tan bonitos con la depresión y el presente triste. Aunque desde 1970  a 1980 era muy pequeño y no comprendía  la música. Y ya cuando arrancaron los años ochenta, empecé a oír música por la radio, y  ya  empecé a comprenderla y sentía

MI amiga magdalena

A Magdalena la conocí en el centro de día de Arganzuela y además vive en mi barrio lo que ha facilitado nuestros encuentros  en el barrio y sus visitas a casa. Para mí es un gran apoyo  pues estoy sola. Paseamos por el barrio, vamos al parque Madrid Río con Blacky,  y viene a casa frecuentemente. Ella es súper salada, tranquila, y últimamente se ha espabilado muchísimo Ella cuando la conocí no sabía moverse por la red de transportes, pero con mi ayuda y la del centro ya se