Rss

La salida al parque del capricho fue de lo mas inesperada posible. Habían cortado la línea 5 de metro, y tuvimos que hacer una excursión: primero en la línea de metro hasta sol, luego trasbordo a Manuel Becerra, al salir del metro tuvimos que coger un autobús a Canillejas, y después otro autobús hasta el parque del capricho y todavía tuvimos que andar un trocito. La visita no fue guida, pero vimos un parque  precioso, solo estábamos nosotros,  porque Cristina había pedido autorización para entrar el centro, por que solo abre los sábados y los domingos.

El parque es muy bonito está muy bien cuidado, no se permite fumar y tiene varios palacetes y caminos con arboladas, nos hicimos fotos. Había también flores muy bonitas, y un bunker donde se refugiaban los militares durante la guerra civil. La verdad fue muy bonito, lo peor fue el transporte,  por lo demás  la salida estuvo muy bien. MJR.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *