Rss

Sería por el año 1984 en un mes de junio. Yo tenía 13 años. La cuestión es que en mi colegio se preparó una acampada en la Sierra. Cuando llegó el día de la excursión me levantó mi madre de la cama y fui al baño a asearme. Mientras, mi madre me hacía un bocadillo de patatas y me daba algo de fruta. Luego preparé la mochila con un saco para dormir y nos fuimos al autocar que estaba frente al colegio. De esta forma, nos fuimos a Cercedilla. Cuando llegamos, cogimos el funicular que nos deja en la Sierra e hicimos una caminata larga. Dormimos en un refugio que tenía chimenea. Por la mañana desayunamos un colacao con galletas y proseguimos la caminata por la Sierra. Finalmente, cuando llegó la tarde, cogimos el autocar y volvimos a Madrid.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *