Rss

Tengo 64 años y desde los 27 años, padezco enfermedad mental. La primera crisis fue horrorosa pensaba que todo el mundo conocía mi pasado en que no cabía cosas positivas era todo malo, malo sobre todo mi relación con mi padre que fue lo que más me afecto pensaba que nunca le había querido hacía seis años que había muerto. Las relaciones con los chicos también me afectaron mucho salí con ellos pero nunca tuve novio. Todo esto me ha estado afectando hasta hace pocos años, los sentimientos de culpabilidad han sido constantes sobre todo en todas las crisis. En cuanto a los medicamentos hacía muchos años que no habían salido psicofármacos nuevos que fueran eficaces, y la única medicación posible era el haloperidol que era una bomba me producía parquinsonismo y duraba hasta que se acababa la crisis 15 días o un mes.

En cuanto a los nervios, en principio me trato un medico particular porque no tenía seguridad social, era muy joven y me estuvo tratando durante 10 años, mucha gente y mucha gente me dijo que cambiara de psiquiatra pasara a la seguridad social y el mismo psiquiatra particular me dijo que cambiara a la seguridad social, y me trato un medico que para mí fue el mejor psiquiatra que he tenido, al principio se enfadaba conmigo porque no me tomaba la medicación, pero luego me ayudo mucho el quería que trabajase y lo consiguió trabaje como teleoperadora en distintas empresas y me sentía muy bien la verdad es que ha sido la mejor etapa de mi vida y recuerdo como

 

Cuando quitaron a todo el equipo de psiquiatras de Pontones mi psiquiatra también dejo Pontones también se marcho Merche mi enfermera a la que recuerdo con mucho cariño.

Mi enfermedad no la he sufrido yo sola de alguna manera influyo en mi familia, mis hermanos tenían que obligarme a tomar el haloperidol que yo no quería tomar porque tenía unos efectos secundarios tremendos. Mi madre también padecía de enfermedad psíquica pero nunca quiso tratarse ella no quería que yo me tomase la medicación porque cuando estaba en crisis me apoyaba mucho en ella, porque me quería y me mandaba hacer recados para que saliese a la calle y cuando se acababa la crisis me volvía a separar de ella Cuando murió mi madre entonces me sentí muy sola me acordaba mucho de ella y siempre guardo recuerdos de ella todos positivos.

Quiero darles las gracias a mis hermanos porque los he tenido cuando los he necesitado, sobre todo Marcelino y Marga, Luis y Cristina y Marcelino y Marga venían a verme cuando estaba internada. En la actualidad el médico dice que estoy estable, pero yo no me siento bien, tengo muchísima ansiedad, pero, lo cierto es que vivo sola con todo lo que ello significa.

MJR

 

Previous Post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *