Rss

Mis perritos

Voy a contar una experiencia maravillosa que es cuando me compraron a mí  perrito Áres. Era un perrito blanco , pequeñito, y muy gracioso. Le queríamos mucho. Me acuerdo cuando lo sacaba a pasear. A veces le llevaba a un parque pequeño que había al lado de mí casa. Era un perro  muy  gracioso.

Pero qué le vamos a hacer, como ley de vida, mí perro falleció y se lo llevaron a incinerar. No puedo explicar  la tristeza que me dio, es mas, me puse  a llorar un rato.

Después  tuve otro perro Yorkshire mediano hace más de 16  años  yo ya sé que no le queda mucho tiempo de vida. Pero a pesar de esto yo sigo queriendo a mí perrito y  le llevo al veterinario un montón de veces para vacunarle de su alergia, también para ponerle en el lomo la pipeta para la leishmaniosis  y por último la pastilla antiparasitaria.

Ahora le damos para  comer una comida para la obesidad, esto es  porque  mi perro estaba muy gordo  y la comida se llama obesity. También a veces se pone malo de la tripa. Y no le falta un cacharro con agua fresca.

Muchas veces le doy chuches que les gustan mucho.

Y para acabar tengo que añadir que todos los días saco a mi perro a pasear 2 veces al día.

Desde el día que compré   mi  perrito  Áres  que por cierto fuimos  mi madre, mi hermana y yo   a una tienda que si mal no recuerdo está por el pasillo verde y nos  costó unas 70.000 de las antiguas pesetas.

Cuando lo vi por primera vez en mí casa  sentí un cariño profundo, era tan pequeñito que me enamoré de él.

Lo primero que hay que hacer es poner unos periódicos en el suelo para que el perrito haga sus necesidades. Y muy importante que tenga un  cacharro con agua y comida.

Soy muy feliz con mis dos gatos y mi perrito, ojalá que duren mucho tiempo. MAM.

Previous Post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *