Rss

 

Yo escribo siempre de lo que me interesa y los paseos mañaneros  son muy interesantes: los lunes y los jueves, porque no solo paseamos tomando el aire y el sol de la mañana, sino porque llegando al centro de día concurrimos a tomar zumos de fruta; hoy por ejemplo me correspondió a mi servir zumos a mis compañeros y compañeras, y yo me bebí un zumo de piña; pedí comer galletas pero me dijeron que no, que las galletas son para el Viernes en la mañana a la hora del café (café de cafetera  o soluble de frasco), antes de la  piscina (todos los Viernes hasta nuevo aviso). Bueno los lunes  y  viernes vamos a pasear a los parques de Madrid Río. Cuando bajamos a los parques solemos encontrar un grupo de baile de personas orientales (decimos que son chinas), que cuando bajamos por la rampla están bailando, haciendo coreografías justo en frente de donde llegamos nosotros. Una vez llegados escogemos caminar hacia la izquierda o derecha: (hoy por ejemplo hicimos camino hacia la derecha y nos encontramos con Jorge, que llegó atrasado y que bajó  por la siguiente rampla hasta  que nos encontramos(es decir que “nos hallamos”). Alguna vez anterior (porque esta vez nos devolvimos), caminamos hasta  más allá, cruzando el río por un puente y nos volvemos por la orilla del río (el Manzanares); cuando hacemos esto, suele suceder que salimos de Madrid Río por el puente grande de aluminio (el puente del arquitecto Perrault), y de ahí nos volvemos al centro de día caminando por entre las urbanizaciones. Otras veces cogemos camino por el lado izquierdo, lo que inmediata antes hicimos, hasta beber de unas fuentes y después nos sentamos en unos asientos, detrás de un bar, para ir al baño a orinar y para conversar del viaje; aunque también solemos conversar de camino, en grupos, después de lo cual, nos volvemos al centro de día. CP.

Previous Post

Next Post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *