Rss

Archives for : salir

MI ACAMPADA

Sería por el año 1984 en un mes de junio. Yo tenía 13 años. La cuestión es que en mí colegio se preparó una acampada a la sierra además que a estas alturas del año queda poca sierra en el suelo. Cuando llegó el día de la excursión me levantó mí madre de la cama y fui al baño a asearme. Mientras mi madre me hacía un bocadillo de patatas y algo de fruta. Luego preparé la mochila con un saco para dormir y nos fuimos al autocar que estaba frente al colegio y nos fuimos a Cercedilla.

Yo y mis nervios

Porque es algo que me influye internamente y no me deja estar tranquila, os voy a hablar de los nervios o la ansiedad que yo siento. Voy a poner las pastillas y estoy muy nerviosa, creo que me voy a aturullar y estoy tratando de hacer respiraciones. Creo que voy a estar hasta las tres haciendo mi pastillero semanal y tiene que venir el técnico de la caldera, por lo que los nervios me matan. Los nervios son superiores a mí, es decir, no puedo controlarlos. Siempre me adelanto a los acontecimientos

Fiestas de la Paloma

El día de la Fiesta de la Paloma por la mañana fui a misa a Puerta Toledo en autobús. Llegué y entré a oír misa. Había mucha gente vestida de chulapa y chulapos y muchas casetas. La imagen de la Virgen estaba en la puerta al aire libre porque los bomberos la bajaron y la pusieron fuera en la calle. La iglesia estaba llena de gente y no había sitio para sentarse. Además, fueron los de la tele para retransmitir la misa. Cuando salí de misa, me di una vuelta por el barrio y vi que estaba

Blacky y los momentos difíciles

En estos momentos estoy pasando una crisis: firmé unos papeles  a mi hija renunciando  a los 5 años de pensión que me debía mi marido. Mi hermano que es abogado, me lo ha estado gestionando, y yo por firmar a mi hija unos papeles, se me ha complicado el asunto. El lunes fué el juicio, y mi hermano me ha estado regañando por lo que hice, y eso que yo lo hice por evitar problemas a mi hija. Pero pasados estos días me he dado cuenta de que tiene toda la razón, pues no solo ha perdido el

Cada vez mejor

Va a hacer un año que estoy en el Centro de Día, y cada día que pasa me siento mejor internamente. La verdad es que tengo que hacer muchos esfuerzos y cuando llego a casa llego muy cansada, pero es un cansancio distinto toda nerviosa, metida en casa. Primero fue el EASC, pero mi familia no estaba muy de acuerdo con que me vinieran a buscar a casa, yo tenía mucho miedo con lo que iba a pasar, tuvimos que esperar un año . El Doctor Verdura hizo muchas cosas por mi: las 2 residencias en Carabanchel