Rss

Pienso que la política me interesó siempre, desde la enseñanza básica. Lo primero fue un trabajo para el corcho de información del colegio, al respecto del día internacional del trabajo, relativo a Vince Spike, y otros compañeros suyos que fueron mártires por sus derechos sociales y políticos; mi hermano y yo publicamos su historia (muy heróica).

Después en otra escuela, no hice política, porque me volví enamoradizo. Mas adelante, en el instituto hice dos trabajos: uno respecto a la revolución industrial, que provocó mucha cesantía y pobreza, aunque los causantes eran “progresistas”; el segundo trabajo fue respecto a la China de Mao Tse Tung, y la planificación de la economía (planes quinquenales), y las ayudas a los trabajadores: corchos informativos, bicicletas para el transporte y radios (entre otras cosas). Además Mao escribió un libro: “El libro rojo de Mao”, donde se habló de materia y de conciencia.

Luego ingresé con honores en la Universidad Santa María, universidad de los trabajadores según su fundadora, donde me comprometí con el testamento de don Federico, un fundador de la universidad. Retomé lo que había hecho en pro de los trabajadores: hice una organización democrática independiente: La Unión Nacional de Estudiantes Democráticos, con comunistas, socialistas y anarquistas, todos ello jóvenes.

Después de que me expulsaran  de la Universidad Santa María, ingresé en la Universidad Católica de Tacahuano, donde me hice comunista. Después de varios años, me inscribí en el partido que tenía participación en el partido por la democracia en Viña del Mar, y también el partido de Izquierda Cristiana, y en un grupo Trotskista.

Actualmente soy un intelectual de izquierdas, monárquico. Simpatizante de la gente de España. CPA.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *