La novia de 100 ojos (…jugando con Albert Pla)

Estamos en el Taller de Lectura, un viernes que puede ser cualquier viernes. Escuchamos la canción de Albert Pla “Novia de cien ojos” (que aquí os enlazamos para que “escuchéis” de qué estamos hablando…)

http://www.youtube.com/watch?v=k0sBapyBRhE

y tras escucharla imaginamos y jugamos y… ¡nos salió esto!:

Con 100 ojos vemos más cosas de la vida, y si es la novia la que tiene 100 ojos, me entrarían celos de muerte, porque vería muchos más hombres a parte de mí.

Sería como un pulpo con muchos tentáculos.

Sería lo contrario al unicornio.

Sería lo contrario a la singularidad de dos ojos.

La pluralidad de 100 ojos le daría mucha rapidez y espontaneidad en su cerebro.

Sería única en su especie.

Especie a extinguir, o no, depende de cómo se mire.

Sería la parodia del oftalmólogo.

Sería por contraposición al unicornio, un todo incrédulo.

Sería una exposición verdaderamente singular.

Sería un yo plural.

Serían 100 ojos que todo lo ven…

 

                                                                          Julio G.

 

100 ojos tiene mi amor, con ellos ve todo lo bonito del mundo. Mi compañero me regala su bondad, su bonito concepto de la vida. Siempre apoya al más débil.

Este señor de 100 ojos ama la vida porque es un regalo de Dios. Su tiempo libre lo dedica a pasear, ver museos, leer, escribir y dar un mendrugo de pan al indigente que encuentra en la calle.

En definitiva, este hombre disfruta de la vida haciendo un bien a todo el mundo.

 

María Jesús Vico

 

Acabo de escuchar una canción surrealista que me ha llegado al alma, en un claroscuro de poesía y letra, en un mundo de nuevas sensaciones y la letra de sentimientos… A continuación relato lo que me ha inspirado:

Es una letra infinita, llena de una nueva realidad virtual. La novia tiene dos planos: una mínima sensación física, con sus grandes pechos y piernas y una inspiración cuando saca a relucir los 100 ojos.

Estamos en un éxtasis del cantante que se siente inspirado en un caleidoscopio, los encuentros en una nueva perspectiva de la vida y sus realidades al vislumbrar el potencial de dicha dama, al relatar la profundidad de la mirada, que es una nueva revelación de tener ojos, y la capacidad del alma humana, al encuentro de nuevas realidades, al tener  100 días de ilusión y alegría, siempre alejado de la tristeza, con sus ríos de la alegría, que nos llevan a compartir sus esperanzas en que todo funciona mejor.

 

Florencio G. V.

 

Si tuviera 100 ojos sería para ver más los males y defectos de los demás hasta adaptar mi nueva  visión a esa circunstancia  y ver lo que realmente dentro de las personas y llegar a su alma, ese alma que todos tenemos y tratamos de ocultar para que no nos dañen y que el paso del tiempo vas ocultando menos quizás por la necesidad de encontrar gente tal como es o como aspira a ser y no sentir soledad que te llega por la pérdida de los demás que ves desaparecer en tu entorno creciendo la necesidad de encontrar nuevos amigos y mis 100 ojos se irían cerrando dulcemente en un profundo sueño de comprensión y conocimiento.

 

M. J. Ma.

 

Si mañana viniera Mariano…

Mañana viene Mariano y tiene 100 ojos. Vería a todos los compañeros, nos vería a todos a la vez; el mal, el bien… Nos tendría a todos controlados, viendo todos nuestros movimientos.

Nos rodearía con sus ojos y nos abrazaría con ellos. ¡Y en el huerto controlaría todas las plagas!

 

Rocío B.