A veces… (Nicolás Guillén y nosotras)

 

A veces

(poema del cubano Nicolás Guillén)

A veces tengo ganas de ser un cursi
para decir: La amo a usted con locura.
A veces tengo ganas de ser tonto
para gritar: ¡La quiero tanto!
A veces tengo ganas de ser un niño
para llorar acurrucado en su seno.
A veces tengo ganas de estar muerto
para sentir, bajo la tierra húmeda de mis jugos,
que me crece una flor rompiéndome el pecho,
una flor, y decir: Esta flor,
para usted.

Y aquí nuestras propias versiones propias:

 

 

 

A veces tengo ganas de ser un cursi

para decir: adiós, hasta luego.

A veces tengo ganas de ser tonto

para gritar: alto, paso.

A veces tengo ganas de ser un niño

para jugar, crecer

A veces tengo ganas de estar muerto

para descansar y decir: gracias

A veces tengo ganas de estar vivo

Para disfrutar y decir: voy.

 

Nicolás Guillén y F. E.

 

 

 

 

A veces tengo ganas de ser un cursi

para decir: adoro las lilas y su perfume.

A veces tengo ganas de ser tonto

para gritar: ¡viva, estoy cuerdo!

A veces tengo ganas de ser un niño

para contemplar las cosas sencillas.

A veces tengo ganas de estar muerto

para adorar y disfrutar de la vida

y decir: viva la libertad.

A veces tengo ganas de estar vivo

para saborear la vida

y decir: por muchos años seré un enamorado de la vida.

 

                                                                       Nicolás Guillén y F. G. V.

 

 

A veces tengo ganas de ser un cursi

para decir que te quiero.

A veces tengo ganas de ser tonto

para gritar… estaría mal.

A veces tengo ganas de ser un niño

para ser dueño.

A veces tengo ganas de estar muerto

para descansar

y decir que estoy en el cielo.

A veces tengo ganas de estar vivo

para disfrutar

y decir: estoy contento.

   Nicolás Guillén y P. G.

 

 

 

Guillen-729000

 

 

A veces tengo ganas de ser un cursi

para decir: que bonita que es la vida.

A veces tengo ganas de ser tonto

para gritar y reírme de todo.

A veces tengo ganas de ser un niño

para que no se desvanezcan las ilusiones

A veces tengo ganas de estar muerto

Para dejar de sufrir

Y decir:

A veces tengo ganas de estar vivo

para disfrutar de todos los placeres de la vida

y decir: estoy realizado plenamente conmigo mismo.

Nicolás Guillén y JA. L. R.

A veces tengo ganas de ser un cursi

para decir: las cosas, así, que pasan.

A veces tengo ganas de ser tonto

para gritar lo mismo de siempre.

A veces tengo ganas de ser un niño

para tener llena de pájaros la cabeza.

A veces tengo ganas de estar muerto

para no sentir nada

y decir: un sinsentido sucede a la lógica.

A veces tengo ganas de estar vivo

para lo mismo que siento, casi todo es casi nada

Y decir: se me ha pasado ya, era un momento.

Nicolás Guillén y R. B.